El mejor helado de La Habana

El mejor helado de la habana

El helado ha sido popular en Cuba desde principios del siglo XX, cuando se importaron grandes bloques de hielo a la isla para hacer bebidas frías, cócteles y helados tanto para locales como para turistas. Desde entonces, su popularidad nunca ha disminuido y todavía la disfrutan todos los niveles de la sociedad. Puedes comprar una bola de helado por unos centavos o probar los helados artesanales más exuberantes en algunas de las heladerías más nuevas de La Habana. Un regalo particularmente valioso en un día caluroso, aquí hay cinco heladerías que no debes perderte.

Heladería Coppelia

Hay un solo lugar para entender la importancia del helado en La Habana, Coppelia. Se estima que cada día se atienden hasta 35 mil clientes en lo que se ha denominado «la catedral del helado».

Construida en la década de 1960 con un peculiar diseño casi similar a una nave espacial por el arquitecto cubano Mario Girona. Fue construida por el gobierno para proporcionar un entorno comunitario asequible para disfrutar de un helado. Hasta el día de hoy todavía admite mil personas a plena capacidad. Cuando se construyó, el líder cubano, Fidel Castro, era fotografiado con frecuencia con un cono de helado en la mano. ¡El escritor colombiano Gabriel García Márquez afirmó haberlo visto una vez comer 18 cucharadas después del almuerzo! No es de extrañar, entonces, que apoyara la construcción de Coppelia.

Coppelia y los cubanos

Coppelia ha jugado un papel en la vida de muchas personas en La Habana. Las abuelas suelen llevar allí a sus nietos. Los adolescentes revolotean por dentro y por fuera. Y es donde innumerables parejas tuvieron su primera cita. Se podrían escribir un millón de historias sobre los sucesos de Coppelia. Sin duda sigue siendo para muchas personas una institución querida. No es de extrañar que Coppelia fuera elegida como escenario crucial en la película cubana nominada al Oscar en 1993 Fresa y Chocolate. De hecho, el título en sí es una referencia a dos de los sabores más populares disponibles allí.

Coppelia es conocida por sus largas colas. Se podría decir que el lugar ha sido víctima de su propio éxito. Una de las razones de las colas es la gran popularidad de la experiencia. La otra es el muy bajo costo por el que se vende el helado. Ten en cuenta que, como turistas, probablemente se le dirigirá a la fila mucho mas corta para el helado vendido en CUC. Aunque como turista también puedes acceder al helado mas barato, pero ten en cuenta que los tiempos de espera pueden ser superiores a una hora. Sin embargo, para vivir una experiencia única visita la catedral del mejor helado estatal del mundo.

el mejor helado de La Habana

Helad’oro

Coppelia es el lugar para ir para experimentar una parte idiosincrásica de la historia de Cuba. Helad’oro es el lugar para ir si deseas un helado artesanal de la más alta calidad posible. Todo hecho en el lugar, hay más de una docena de sabores para elegir. Un sabor único que vale la pena probar es el «mamey». Esta fruta es originaria de la isla y funciona perfectamente como sabor natural para helados. También se ofrece «timba»: este sabor utiliza tanto guayaba fresca como queso tierno y es una combinación perfecta.

El ambiente interior es muy acogedor y con un personal amable. Lo único que faltaría son mesas al aire libre. Pero como Helad’oro está situada en La Habana Vieja, es un buen lugar para conseguir comprar un cono de helado y pasear por sus calles.

Las mejores heladerias de Cuba

Bim Bom

Esta es otra heladería que hace su propio helado, se sirve a precios muy económicos considerando la calidad. El gran atractivo de Bim Bom es que está situado justo al lado del Malecón. Si bien el ambiente en el interior no es muy agradable, es un lugar útil para tomar un helado y sentarse en el malecón. Ya sea mirando al mar o mirando hacia la ciudad, dependiendo de tu estado de ánimo.

El helado con sabor a maní aquí es delicioso, servido con una pizca fresca encima. El maní se cultiva en abundancia en Cuba. Aunque si solo quieres maní sin helado, puede encontrar vendedores ambulantes llamados ‘maniseros’. Algunos de los cuales todavía cantan la vieja canción El Manisero que se escribió en 1930. Al pedir un helado de maní recuerda usar la palabra ‘Maní’. La palabra «cacahuete» no es tan conocida en Cuba.

El mejor helado de Cuba

Amore Helado Italiano

Este es un lugar fantástico para ir si deseas evitar las colas de Coppelia. Está situada a solo unas cuadras a la vuelta de la esquina y ofrece una deliciosa experiencia de helado artesanal. Está ubicada en un pintoresco y edificio antiguo, también hay una relajante terraza para sentarte al aire libre.

Si bien su nombre insinúa una fuerte influencia italiana, aún conserva el toque cubano, con sabores que incluyen piña y guayaba. Hay una variedad de postres disponibles para acompañar el helado, suelen servirse en el plato con una presentación creativa y colorida. También es un gran lugar para desayunar que se sirve zumos naturales y café cubano.

El mejor barquillo de helado de La Habana

El Gelato: el mejor helado de La Habana

Si estás buscando la heladería mas lujosa de La Habana, El Gelato lo es sin duda. Al presentarse como un lugar glamuroso con el precio más alto de Cuba. Ubicada en el barrio de Miramar, es un ejemplo de los nuevos espacios gastronómicos que se han ido abriendo en Cuba. Esto gracias a la flexibilización de las reglas sobre los establecimientos de comidas privadas en los últimos años.

Si bien el nombre indica que este lugar hace helado, también tiene una excelente selección de sorbetes. El sorbete de cóctel de frutas es particularmente agradable, elaborado con una mezcla de frutas tropicales frescas cultivadas en la isla. El menú aquí es tan extenso que puedes recorrer 34 sabores de helados y sorbetes.

Articulo recomendado: Cuba con niños