Vitria, Muchachitas no… Vitraleras – Experiencias en La Habana

Vitria La Habana

En las intricadas calles de La Habana Vieja, el antiguo Convento de Santa Clara, protagonista de más de una leyenda y polémicas, acoge tras sus muros sorpresas y, entre ellas, un proyecto de jóvenes emprendedoras que combinan la centenaria tradición del vitral con novedosas tendencias estéticas y de gestión.

Adriana de la Nuez e Irena Martínez se graduaron de la especialidad de Vidrio en la Escuela Taller de La Habana Gaspar Melchor de Jovellanos, y trabajaron un tiempo en la empresa constructora Puerto Carenas. Allí pusieron muchos cristales en puertas y ventanas, pintaron rejas… pero necesitaban volcar su creatividad y conocimientos en algo que las hiciera crecer. Entonces se enteraron de que la Oficina del Historiador de la Ciudad estaba apoyando proyectos emergentes y le presentaron la idea de Vitria. Luego de meses de espera, ya fuera por trámites y permisos o por falta de materiales o de lugar para trabajar, en 2014 les prestaron un ala del convento y allí comenzaron.

Vitria La Habana

Desde el inicio apostaron por un modelo de negocio híbrido en el que aprovecharan todas las capacidades adquiridas durante sus formaciones y prácticas laborales —son también licenciadas en Gestión y Preservación del Patrimonio Histórico y Cultural por el Colegio Universitario San Gerónimo—, a las cuales suman la energía de su juventud.

En Vitria nada se bota

Con una variada cartera de productos y servicios que incluye la restauración, elaboración e instalación de vitrales, además de otras creaciones de menor formato, en Vitria nada se bota. Los restos de cristal sobrante de las grandes y medianas producciones se convierten en lámparas, posavelas, collares, atrapasueños, adornos de pared y de mesa… Adriana e Irena exploran las múltiples posibilidades creativas del cristal, mezclándolo con metal, madera y materiales u objetos aparentemente inservibles.

Diez encantadoras galerías de arte en La Habana

Esta práctica ha sido muy útil, tanto para el negocio como para el medio ambiente: por una parte, permite optimizar costos y diversificar productos, y por otra, contribuye a la sostenibilidad, al estar a tono con la conocida regla de las 3R popularizada por la ONG Greenpeace, que llama a Reducir, Reutilizar y Reciclar toda materia que se emplee en la producción para minimizar los desechos contaminantes.

En cuanto a la elaboración de vitrales, se han centrado en la realización de trabajos por encargo. El Convento de Santa Clara les ha permitido desarrollarse profesionalmente, pero sus características arquitectónicas las aísla del mundo exterior, y actualmente no disponen de un local estable para vender sus piezas, por lo que necesitan clientes seguros para no desperdiciar material.

Vitria en La Habana

«Trabajamos enfocadas en el pedido de los clientes, que generalmente nos piden vitrales para puertas, ventanas, marquesinas. Tenemos una cartera de referencia y sugerimos una línea que puede ser más tradicional o moderna, abstracta o figurativa, pero la decisión final siempre la dicta el cliente. Muchas veces llegan y te dicen “quiero esta imagen”, otras veces ni saben lo que quieren, pero la tendencia va por flores y pajaritos».

Combinar «lo útil y lo bello»: uno de los retos principales de Vitria

Es imprescindible, para un proyecto autogestionado y de reciente creación, contar con las reglas del mercado, que a veces puede ser caótico, con clientes por lo general desorientados y otros cuya visión está anclada al referente Tiffany desarrollado entre 1878 y 1933 en la Tiffany Studios en Nueva York, que si bien marcó un hito en la decoración de su época, ha evolucionado para adecuarse a las tendencias arquitectónicas contemporáneas. El diálogo con los clientes para combinar «lo útil y lo bello» constituye uno de los retos principales de Vitria.

«Vamos sacando las ideas, las esbozamos a mano, se lo enseñamos, y si están de acuerdo, lo procesamos en la computadora en Photoshop para llevar esa maqueta al vitral. Estudiamos, previamente, el espacio en el que será ubicado, para ver los colores y las formas del ambiente, de manera que nuestro encargo armonice».

Aunque su rango de precios está sobre los 300 CUC por metro cuadrado, esa cifra puede aumentar según la complejidad del producto, la cantidad de piezas que requiera, los colores, o los detalles pintados, pues en los vitrales, más que el tamaño, determina la cantidad y la forma de las piezas.

«Hemos hecho trabajos puntuales con la Oficina del Historiador, y hace poco prestamos nuestros servicios a una inmobiliaria estatal. Pero nuestros clientes principales son particulares, tanto para casas, como para negocios. Cuando empezamos no teníamos idea de cuánto se cobraba; averiguamos con profesores nuestros y pusimos un precio. No ha pasado que ningún particular nos pida diez metros cuadrados de vitral. Casi siempre solicitan creaciones para espacios más pequeños, que muchas veces no llegan al metro cuadrado, y quieren hacer un diseño muy cargado, que lleva mucho trabajo. Mientras más líneas y espacios pequeños, más complejo se vuelve. Por eso siempre le damos al cliente un aproximado, más el precio se fija luego del diseño. Hace poco hicimos un pavo real de trescientas piezas, y solo medía medio metro cuadrado. Trabajamos en él más de un mes. Por eso, además del tamaño, hay otras condicionantes que influyen: a veces se cobra el material y otras, el esfuerzo».

Una de las mayores dificultades para el negocio de Vitria está en los materiales, porque el vidrio es necesariamente importado, y las herramientas se compraron con el capital inicial.

«Estamos trabajando con los materiales con los que inauguramos la cooperativa. Para eso tú debes contar con un capital primario, pero nosotras éramos estudiantes y no teníamos cómo sacar nada. La Oficina del Historiador gestionó un presupuesto con la Oficina de Cooperación Internacional. Con ese dinero, que nunca tuvimos en la mano, pudimos seleccionar qué nos hacía falta comprar.

»Cuando trabajamos con alguna institución estatal, ellos pueden comprar vidrios, y nosotras solo ponemos la mano de obra. Con la Oficina del Historiador nos entendemos muy bien porque ellos gestionan las cosas muy rápido. Con el particular lo tenemos que poner todo, pero generalmente gastamos menos porque son trabajos de formato pequeño o mediano».

Para algunos puede resultar sorprendente ver cómo dos mujeres tan jóvenes llevan a cabo un oficio tan complejo, que requiere cierta fuerza física. Aunque las emprendedoras confiesan «coquetear» con el feminismo, rechazan la ideología «feminazi» —término empleado entre los jóvenes para describir la máxima que dicta: «Las mujeres somos mejores que los hombres». Adriana e Irena reconocen que ambos tienen las mismas capacidades y la clave está en demostrar las suyas sin solapar las de los otros. «A veces tenemos que imponernos. Mujeres, delgaditas… Muchos nos dicen “yo te cargo la escalera” o “¿y tú te vas a subir ahí?”, “¿tú puedes cargar ese vitral?”, “yo vivo en un tercer piso y hace falta colgarse de la azotea”. En el fondo piensan: “Pobrecitas ellas no pueden”.

«Buscan la figura masculina, y que nos conozcan y digan “esas muchachitas hacen de todo” ayuda a romper el tabú. En el Palacio del Segundo Cabo trabajamos a seis niveles de andamios, poniendo los cristales en el salón de protocolo. A lo mejor un hombre fuerte puede cargar un vitral él solo, nosotras lo hacemos entre las dos, pero no es una limitante».

El trabajo de Vitria ha sido reconocido en varios espacios. Han sido portada en publicaciones como Negolution, revista de emprendedores cubanos que circula en el alternativo «paquete semanal»; también han participado en audiovisuales como Mujeres… los poderes vitales del éxito, realizado por el Proyecto Palomas. Aunque su cooperativa todavía está en fase de consolidación, su empeño y capacidad para dialogar con varios públicos, auguran a estas jóvenes un futuro colorido, como sus vitrales, entre los emprendedores de la isla.

Topes de Collantes, Un paraíso natural que no debes perderte

Topes de Collantes, Un paraíso natural que no debes perderte

El Parque Natural Topes de Collantes está repleto de belleza natural. Cuevas y grutas se esconden entre helechos, palmeras y plataneros. Los ríos atraviesan los valles y las cascadas caen en piscinas cristalinas. Gracias a los vendavales húmedos del norte y las brisas secas del sur, la región es un ecosistema importante para muchas de las coloridas aves endémicas de Cuba.

Topes de Collantes es un gran lugar para visitar.

Topes de Collantes es un gran lugar para visitar.

La reserva natural de Tope de Collantes está ubicada entre Cienfuegos y Trinidad en el centro de Cuba y comprende 5 parques pequeños. Cada parque tiene al menos una ruta de senderismo corta y bien definida que es fácil de seguir sin un guía. Si bien cada sendero es diferente, la mayoría se abre camino a través de bosques brumosos y terminan en una cascada cubierta de jungla o en un pozo natural para nadar.

Caminar en Cuba sin un guía puede ser difícil, pero la Reserva Natural Topes de Collantes es una parte excelente de Cuba que se puede explorar fácilmente de forma independiente. Aquí está nuestra guía para el área que incluye recomendaciones sobre qué parques visitar, cómo llegar y algunos consejos para una gran experiencia.

Los mejores parques para visitar en la reserva natural de Tope de Collantes

  • Parque El Nicho: Nadar en la imagen piscinas naturales perfectas
  • Parque Guanayara: La mejor visita guiada a través de exuberantes plantaciones de café hasta una cascada
  • Parque El Cubano: La forma más barata y fácil de explorar la reserva natural
  • Parque Altiplano: Explora múltiples senderos durante una noche
  • Parque Codina: Las opciones de natación salvaje menos visitadas
Los mejores parques para visitar en la reserva natural de Tope de Collantes
Un taxi colectivo es una forma económica y conveniente de explorar los parques en Topes de Collantes.

La reserva natural de Topes de Collantes

Las montañas del Escambray, que se elevan a una altura de casi 1,000 m, se asoman sobre la colorida ciudad colonial de Trinidad y las aguas turquesas del Mar Caribe. Extendiéndose a lo largo de la mayor parte de la cordillera se encuentra el Parque Natural Topes de Collantes, que protege los ríos, cañones, cascadas y vida silvestre de la región. Es un gran lugar para disfrutar de una refrescante caminata, nadar y escapar del ruido y el calor de Cuba.

La economía cubana lleva mas de 60 años en crisis debido en parte a las sanciones de Estados Unidos, Cuba depende en gran medida de su industria número uno: el turismo. Las visitas a sitios como Tope de Collantes inyectan fondos muy necesarios en el país, pero sobre todo a los pobladores de la zona.

Bajo la economía planificada dominada por empresas estatales, los salarios del gobierno son notoriamente bajos, por nuestra recomendación es que apoyes a los lugareños alojándote en casas particulares, uniéndote a recorridos locales y comiendo en restaurantes familiares.

Entonces, hemos elaborado una lista de los 5 parques que están repartidos por Topes de Collantes con algunas sugerencias de cómo visitarlos sin utilizar una agencia de turismo administrada por el gobierno.

Pero no te preocupes, el gobierno todavía se gana la vida, cobrando 10 CUC por persona para ingresar a la mayoría de ellos. Para los cubanos la entrada a estos parques será en moneda nacional.

Parque El Nicho

El Parque El Nicho tiene un solo sendero corto de 700 metros llamado Sendero El Reino de Los Aguas, por lo que no es necesario caminar mucho para explorar esta hermosa parte de Topes de Collantes. Pero, lo que le falta en las largas caminatas, realmente lo compensa con una impresionante piscina natural.

El diminuto sendero se eleva abruptamente a lo largo de un río antes de llegar a una hermosa piscina natural con una cascada muy atractiva. La piscina está rodeada de grandes rocas, helechos y plataneros. Es uno de los lugares para nadar más bellos de Topes de Collantes.

El Nicho está en el lado occidental de las montañas del Escambray, más cerca de Cienfuegos que de Trinidad. Hay una ruta colectiva muy conveniente que va desde Cienfuegos, espera unas horas en El Nicho y luego continúa hacia Trinidad.

Puedes encontrar toda la información en nuestra guía de El Nicho.

La reserva natural de Topes de Collantes
Hay poca caminata pero puedes nadar en el salvaje Parque el Nicho.

Parque Guanayara

El Parque Guanayara también se encuentra en lo profundo de las montañas del Escambray y se tarda aproximadamente una hora en llegar en automóvil desde Trinidad. La ruta de senderismo más gratificante aquí es el Centinelas del Rio Melodioso, bien señalizado de 3 km (6 km ida y vuelta). El sendero comienza en los cafetales antes de descender a un valle que contiene la cascada El Rocío de 27 m de altura y la Poza de Venado, una piscina natural.

Si bien El Nicho probablemente superaría a El Rocío en términos de hermosos lugares para nadar, está bastante cerca. Lo que hace del Parque Guayanara una buena opción en Topes de Collantes son los recorridos privados muy informativos e interesantes, disponibles en nuestras excursiones guiadas.

Es una excelente manera de apoyar a las empresas locales y aprender un poco sobre Cuba en el proceso de viaje.

El parque también alberga una serie de aves endémicas de la isla. Puedes encontrar más información, incluida la mejor forma de llegar, en nuestra guía del Parque Guayanara.

Parque El Cubano

El Parque el Cubano se encuentra en el extremo sur de las montañas del Escambray, a pocos kilómetros al noroeste de Trinidad. La entrada al parque es por un camino asfaltado y es de fácil acceso desde el pueblo. El parque en sí tiene un sendero de 3 km relativamente plano y fácil de seguir (6 km de ida y vuelta) llamado Sendero Cimarrones de Javira.

El camino serpentea a través del bosque en dirección ascendente hasta llegar a la cascada de Javira que desemboca en una gran piscina natural. Gracias a las grandes grietas entre las rocas, es un gran lugar para darse un refrescante baño.

Como ventaja adicional, hay una cueva con estalagmitas y quizás algún murciélago. El Parque El Cubano es una excelente manera de relajarse después de unos días agitados en Trinidad. También es una de las formas más baratas y fáciles de experimentar Topes de Collantes.

Lea toda nuestra información sobre cómo llegar al Parque El Cubano desde Trinidad.

Parque El Cubano en Topes de Collantes
Cerca de Trinidad, el Parque el Cubano ofrece una manera fácil de refrescarse en Cuba.

Parque Altiplano

El Parque Altiplano de Topes de Collantes, donde se encuentran la mayoría de las instalaciones y hoteles de la reserva natural. Si deseas pasar más tiempo explorando la reserva, aquí es donde debes ubicarte. Hay dos senderos bien señalizados en el parque (Sendero del Caburní y Sendero Vegas Grandes).

Además, el comienzo del sendero a Sendero La Batata está cerca en el Parque Codina, por lo que puedes completar las tres caminatas bien marcadas directamente desde los hoteles sin necesidad de organizar el transporte.

El Sendero del Caburní es un sendero de 2,5 km (5 km ida y vuelta) que desciende abruptamente hacia un valle. En la parte inferior, serás recompensado con una imponente cascada de 64 m que se sumerge en varios pozos para nadar. Hay muchos lugares para darse un chapuzón y oportunidades para lanzarse al agua desde bastante altura. Deja pasar de 2 a 3 horas para el viaje de vuelta.

El sendero Vegas Grandes es un sendero de 2 km (4 km ida y vuelta) que desciende muy abruptamente por el lado del valle hasta una cascada y una cueva. La pendiente hace que sea una caminata más desafiante a pesar de que es corta. Espera una 2 horas para llegar y regresar. Este camino y el Sendero del Caburní se pueden conectar, pero el camino de enlace entre ambos no está bien señalizado. Puede valer la pena contratar un guía en el centro de información.

Parque Altiplano en Topes de Collantes
Con una señalización mínima que une los caminos en el Parque Altiplano, una guía podría ser útil. El centro de información de Topes tiene todos los detalles.

Parque Codina

Hay dos senderos en el Parque Codina. Ambos están bien marcados y son sencillos de seguir.

El Sendero de Alfombra Mágica comienza en Hacienda Codina, que se encuentra en un difícil camino de 4 km que solo se puede hacer en 4 × 4. El sendero hace un circuito de 1 km que lo lleva a través de una hermosa flora, incluido un hermoso jardín de orquídeas. Desafortunadamente, la brevedad del camino y la dificultad de llegar hasta aquí lo convierten en una opción menos gratificante.

Aunque el Sendero La Batata se encuentra en el Parque Codina, el comienzo del sendero está mucho mas del accesible Parque Altiplano, lo que hace que sea una caminata fácil de hacer si decides pasar una noche en los hoteles de Topes de Collantes. Este sendero bien señalizado de 3 km (6 km de ida y vuelta) termina en la Gruta de Batata, donde encontrarás cuevas con una serie de piscinas y pequeñas cascadas. ¡Cuidado, el agua está un poco más fría aquí en comparación con otros lugares!

Parque Codina en Topes de Collantes
Te encantará compartir con los campesinos locales en el Parque Natural de Topes de Collantes

Consejos para caminar en el parque nacional Topes de Collantes de Cuba

  1. Si bien realizar caminatas cortas en las montañas del Escambray en Cuba es fácil dentro de este parque, organizar el transporte puede ser complicado. Consulta las opciones y nuestras recomendaciones en nuestras publicaciones más detalladas para El Nicho, Parque Guanayara y Parque El Cubano.
  2. El sol cubano puede ser muy intenso, asegúrate de empacar bloqueador solar, sombrero y mucha agua.
  3. La mayoría de estos lugares en Tope de Collantes tienen excelentes opciones de natación salvaje. Empaque una toalla y bañador.
  4. Si bien los caminos son generalmente fáciles, es posible que estés de pie por mucho tiempo. Usa zapatos cómodos con buen agarre.
  5. Aunque hay mucha sombra debajo de los árboles, trata de caminar temprano antes de que haga demasiado calor.
  6. Casi todas las caminatas por el bosque en Cuba brindan la oportunidad de ver muchas aves endémicas. Por lo tanto, si lo tuyo es observar aves, es posible que desees binoculares y un teleobjetivo para tu cámara.
  7. Lleva tus números de pasaporte a la entrada de la puerta, los oficiales del parque a menudo los piden.
  8. Si deseas aprender más sobre la flora y la fauna, avistar mas aves, considera llevar un guía del centro de visitantes en Topes o un tour desde Trinidad.
  9. Descarga mapas de Google para el área de las montañas de Escambray en tu teléfono. Te permite realizar un seguimiento de dónde te encuentras para que sepas que te dirige en la dirección correcta.

El mejor momento para ir a la reserva natural Topes de Collantes

Cuba es un destino caluroso durante todo el año, con temperaturas máximas promedio de 26 grados en invierno y 31 en verano. Las lluvias llegan en mayo y duran hasta octubre, por lo que los mejores meses para visitar Topes de Collantes son los meses soleados pero ligeramente más fríos de enero a abril.

La reserva natural es más alta en las montañas y está llena de senderos sombreados y piscinas para nadar. Es un escape ideal del calor en cualquier momento del día, pero puede ser mejor evitar las tardes calurosas.

Consejos para caminar en el parque nacional Topes de Collantes de Cuba
Te encantará la vista desde el Parque el Nicho de camino hacia un hermoso pozo para nadar.

Donde alojarse para visitar la reserva natural Topes de Collantes

La atractiva ciudad colonial de Trinidad, en el sur de Cuba, es el lugar más conveniente para alojarse y explorar la reserva natural de Topes de Collantes. La mayoría de estos parques son fácilmente accesibles desde Trinidad, ya sea en un corto viaje en taxi o en un tour privado.

La única excepción es el Parque El Nicho, que está más cerca de Cienfuegos y se visita mejor a través de colectivos que corren entre Cienfuegos y Trinidad.

El pueblo de Topes en el Parque Altiplano es otra opción. Las caminatas se pueden realizar directamente desde la ciudad, evitando la necesidad de organizar el transporte. Sin embargo, no hay mucho más que hacer en la ciudad, así que esta sería una estancia bastante tranquila.

Alojarse en casas particulares es una buena manera de conocer a los lugareños y evitar los hoteles administrados por el gobierno. Havaning tiene una buena selección de hostales tanto en Trinidad como en Cienfuegos.

9 Bares de Ensueño en las Azoteas Habaneras

9 Bares de Ensueño en las Azoteas Habaneras

Bares con encanto en La Habana, Cuba

Bares en las Azoteas… Hay lugares que son imprescindibles en cualquier guía de turismo en La Habana, solo imagina en las puestas de sol, los cócteles … ¡las super fotos que puedes subir a Instagram! Así que si eso suena como las vacaciones de tus sueños, lo tenemos todo para ti.

Aquí, hemos reunido una lista de los bares de ensueño en las azoteas de La Habana, cada uno con impresionantes vistas, deliciosos cócteles y todas las oportunidades fotográficas que tu corazón podría desear…

Recomendado: Las mejores playas de Cuba (10 playas escondidas en Cuba)

Si estos 9 bares no te convencen te recomiendo probar los 10 magníficos bares de La Habana donde NO estuvo Hemingway

Bar en la Azotea del Hotel Ambos Mundos

Viajar y disfrutar en un bar en Cuba

El Bar se encuentra en el Hotel Ambos Mundos, una de las obras maestras de la ciudad de los años 20, ubicado en el corazón de la Habana Vieja. Tomarás un clásico ascensor de hierro hasta la azotea, donde disfrutarás de las vistas del histórico puerto de La Habana, relativamente sin cambios desde cuando el autor Ernest Hemingway vivió en el hotel en la década de 1930.

El bar del Hotel Ambos Mundos también funciona como restaurante, sirve langosta fresca del Caribe, clásicos sándwiches cubanos y más. Goza de la maravillosa vista mientras disfrutas de uno de los divertidos cócteles.

Dirección: Obispo 153, La Habana, Cuba
Teléfono: +53 7 8609529

Bar en la Azotea del Hotel Iberostar Parque Central

Otro bar de ensueño en La Habana es el del Hotel Iberostar Parque Central. Se codea con algunas de las edificaciones mas emblemáticas de La Habana y ofrece además unas vistas increíbles de la Habana Vieja, perfectas para las fotos de los atardeceres de los que hablamos antes.

Imagínate sentado con un mojito helado en la mano y el cálido aire caribeño haciéndote cosquillas mientras mira el sol ponerse detrás del Capitolio… ¿Qué podría ser mejor? Además, podrás disfrutar de música en vivo a partir de las 9 p.m. todas las noches.

Dirección: Agramonte 267, La Habana, Cuba
Teléfono: +53 7 8606627

Terraza del Hotel Inglaterra en La Habana Cuba

Bar en la Azotea del Hotel Inglaterra en La Habana

Posiblemente uno de los hoteles más famosos de Cuba, el Hotel Inglaterra se encuentra junto al hermoso Parque Central de La Habana. A pesar de la popularidad del hotel, el bar de la azotea es muy espacioso y nunca está abarrotado. El entretenimiento es a partir de las 9pm, así que asegúrate de tener todos tus selfies registrados antes de que la batería comience mermar.

Dirección: Paseo de Martí 416, La Habana, Cuba
Teléfono: +53 7 8608593

Artículo recomendado: Donde Alojarte en Cuba

Piscina, Terraza y Bar El Surtidor en el Hotel Gran Manzana Kempinski

Ubicado en la azotea del increíble Gran Manzana Kempinski, el primer hotel verdaderamente de 5 estrellas de Cuba, este bar es tan lujoso como el hotel al que pertenece. Sin duda alguna El Surtidor no defrauda.

Situado junto a algunos de los lugares más famosos de La Habana, como El Floridita y la Calle Obispo, a tiro de piedra del Parque Central, las vistas son para morirse.

Todo en este bar tiene cierta elegancia que no se encuentra a menudo en La Habana, con énfasis en la facilidad y la comodidad para los visitantes. Disfruta de las vistas mientras saboreas uno de los exclusivos cócteles, todos hechos a gusto (como el mango piña colada), o prueba uno de los puros de la mejor calidad del mundo. Con una excelente comida, conexión Wi-Fi y precios sorprendentemente razonables, El Surtidor realmente es el lugar para estar en La Habana a cualquier hora del día… ¡El único problema es que nunca querrás irte!

Dirección: Habana 10200, Cuba
Teléfono: +53 7 8699100

Malecón 663

Malecón 663 se encuentra en el famoso paseo marítimo de La Habana y ofrece impresionantes vistas al mar. Es parte de una pintoresca y peculiar Casa Particular, dirigida por una pareja de músicos cubanos. Este tranquilo bar de tapas es perfecto para comer y disfrutar de una refrescante Sangría mientras disfruta de la dulce brisa del mar.

Además, hay una pequeña y encantadora tienda en la planta baja que vende jabones artesanales y joyas únicas, grandes recuerdos de una velada en el Malecón 663.

Dirección Malecón 663
Teléfono +53 5 8405403

En todos estos sitios tomarás cocteles preparados con el maravilloso ron cubano y quizás quieras llevarte a casa alguna botella de ron: Donde comprar puros y ron en Cuba

Bar de la Azotea del Hotel Raquel

Originalmente construido en 1905, este bar en la azotea del Hotel Raquel en La Habana es uno de los pocos ejemplos de arquitectura hebrea de la ciudad. De camino hacia el bar caminarás por el vestíbulo donde podrás ver estas influencias hebreas en las estrellas de David y las Menorah. El bar en sí tiene una maravillosa decoración inspirada en Art-Noveau y es bastante diferente de los otros bares que habrás visitado en Cuba ya que el entorno más pequeño permite una experiencia más íntima. Gran arquitectura, excelentes bebidas y vistas maravillosas, El bar en la Azotea del Hotel Raquel es un sueño.

Dirección: Mercaderes 263, La Habana 10100, Cuba
Teléfono: +53 7 8608280

Bar en el Hotel Saratoga en La Habana

Al otro lado de la calle del Parque de la Fraternidad, el bar en la azotea del Hotel Saratoga ofrece vistas impecables de la fábrica de tabaco más antigua y famosa de La Habana, la Real Fábrica de Tabacos Partagás y del impresionante Gran Teatro de La Habana. Este hotel especial ha sido el lugar predilecto de artistas y personalidades de la sociedad cubana desde la década de 1930 y fue la residencia de Beyonce y Jay-Z durante su estancia en La Habana.

Solo piensa, puedes sentarte donde se sentaron, beber los cócteles que bebieron, disfrutar las vistas que disfrutaron … ¡Esto puede ser lo más cercano que pueda estar a su estilo de vida, aprovecha al máximo!

Dirección: Paseo de Martí 603, La Habana, Cuba
Teléfono: +53 7 8681000

Bar Encuentros en el Vedado en La Habana

El Bar Encuentros podría ser el lugar de moda más de tarde en La Habana. Ubicado en el barrio del Vedado, este bar es frecuentado por turistas y cubanos por igual, tiene un ambiente de fiesta real, con música cubana y muchos cubanos bailando salsa.

Normalmente se llena alrededor de la 1am, la música y el baile continúan hasta las 6am, es un gran bar en la azotea donde puedes sentarte con tus amigos, compartir una botella de ron y tal vez una shisha… solo absorbe la atmósfera.

Dirección: Linea 112 entre L & M, La Habana, Cuba
Teléfono +53 7 8329744

Bar del restaurante El Cocinero en La Habana

El restaurante El Cocinero está ubicado en un espacio industrial renovado que una vez fue una fábrica de aceite de maní. El Cocinero es un bar / restaurante de moda junto a la famosa Fábrica del Arte Cubano de La Habana. Hay una divertida colección de cócteles clásicos con un toque especial, «mojito de mango» perfecto para tomar una copa antes de dirigirse a La Fábrica, el club más de moda de La Habana.

En mi opinión este es el mejor bar de La Habana

Dirección: Calle 26 esq 11, La Habana, Cuba
Teléfono: +53 7 8322355

Ahora ya conoces las azoteas de moda de La Habana, cada una lista para cumplir tus sueños de vacaciones y proporcionar el lugar perfecto para disfrutar de las mejores bebidas, podrás reírte con tus [email protected] y obtener esas fotos que tanto deseas en los tejados de La Habana… solo no pierdas la cabeza en las nubes!

Ahora que ya conoces los mejores bares de La Habana te invito a conocer las mejores playas escondidas de Cuba