Películas cubanas para ver antes de viajar a Cuba

Las mejores peliculas cubanas para ver antes de viajar a cuba

Aquellos que han viajado a Cuba antes, sabrán que es como en ningún otro lugar de la Tierra. Hay tanta historia en Cuba, una historia compleja, que creo que es útil para los visitantes comenzar a aprender más sobre Cuba de antemano; esto hará que su experiencia sea mucho más rica y te ayudará a comprender esas complejidades cuando te enfrentes a ellas.

Yo particularmente tengo una relación muy íntima con el cine, cada año se celebra en Cuba el prestigioso Festival Internacional de Cine de La Habana. De los mejores recuerdos que tengo de mi vida en Cuba, es asistir a 3 o 4 sesiones diarias durante 10 días consecutivos con mis amigos de la universidad.

Aquí están las mejores películas (¡y series de televisión!) Que recomiendo ver antes de su viaje a Cuba y que harán que su viaje sea aún mejor

Cuatro estaciones en La Habana

Confesaré que vuelvo a ver esta miniserie ampliada de cuatro partes cada pocos meses, especialmente cuando estamos fuera de Cuba y lo extraño especialmente. Así de bueno es.

Este drama criminal sigue al detective Mario Conde mientras resuelve cuatro crímenes distintos pero relacionados en La Habana. Si bien la historia es genial, el mayor valor del programa es como deleite visual y una ventana a los lados de La Habana que no verá como turista.

Las primeras escenas, filmadas en el barrio de La Víbora, muestran el colegio al que asistió un gran amigo mío y donde más tarde impartió clases de arte durante años. Esta parte de Cuba es la que solo verás si te sales de la ruta turística mas habitual.

Cuatros estaciones en La Habana

Fresa y Chocolate

Fresa y Chocolate película cubana

Fresa y Chocolate es una de mis películas favoritas del cine cubano, muestra los extremos de Cuba, siguiendo a dos personajes totalmente opuestos y cómo su relación crece a pesar de sus diferencias. Ambientada en 1979, también ofrece un pico de la represión que enfrentó la comunidad LGBTQ + en Cuba después de la Revolución.

Esta es una de las películas cubanas más conocidas y queridas por una razón: es excepcional y tiene mucho que decirnos incluso casi treinta años después de su estreno. Fue la primera película cubana nominada a los Premios Oscars en la categoría de Mejor Película en Lengua Extranjera en 1994.

Esta es una de las películas cubanas más conocidas y queridas por una razón: es excepcional y tiene mucho que decirnos incluso casi treinta años después de su estreno. Fue la primera película cubana nominada a los Premios Oscars en la categoría de Mejor Película en Lengua Extranjera en 1994.

Si ves Cuatro Estaciones en La Habana reconocerás al protagonista mucho más joven de esta película, Jorge Perugorría. Es uno de los actores más reconocidos de Cuba… No puedo contar cuántas de sus películas he visto donde el es el protagonista.

Diarios de Motocicletas

Como comparto en mi artículo sobre los mejores libros para leer antes de visitar Cuba, esta película no tiene nada que ver con Cuba y sin embargo, tiene todo que ver con ella.

Diarios de Motocicletas se basa en el diario personal de Ernesto “Che” Guevara de un viaje por carretera que hizo por América Latina justo antes de conocer a Fidel Castro en La Habana. Tanto en la película como en el libro, verá su transformación de médico de una familia acomodada en Buenos Aires al futuro revolucionario que sin duda alguna dejó su marca en el pueblo cubano.

Esta es una fantástica película de viaje por carretera con algunas escenas increíbles de América Latina.

Cuba detras de la camara, documental sobre cuba
Diarios de Motocicleta

Cuba detrás de la cámara

Me encontré con este documental de Jon Alpert en Netflix una noche y ahora es uno de mis favoritos. Sigue la relación de décadas de Alpert con Cuba a través del cine, desde meros momentos después de la revolución (y pasar tiempo con Fidel Castro y las Naciones Unidas) hasta hace unos pocos años.

Esta es una historia increíble de cuánto ha cambiado en Cuba a lo largo de los años y cuánto no. Las relaciones que Alpert forma con los cubanos promedio son la mejor parte de la historia. Es posible que necesite un pañuelo al final de la historia para secar tus lágrimas.

Un traductor

Esta película se asoma detrás de la cortina del sistema de salud cubano, conocido en todo el mundo por ser fantástico y la relación de Cuba con la URSS / Rusia. Narra la historia de un profesor de literatura rusa de La Habana, llamado a traducir para los niños afectados por la lluvia radiactiva en Chernobyl que fueron llevados a Cuba para recibir tratamiento.

Obviamente, es desgarrador pero muy inspirador y un ejemplo muy bien hecho del cine cubano de los últimos años.

Otro de mis recuerdos de niño en La Habana es la amplia difusión en la televisión de los niños de Chernobyl que eran atendidos en Cuba. Es una de las cosas mas maravillosas que ha hecho Cuba por la humanidad.

Un traductor, una pelicula sobre cuba
Yuli, película cubana

Yuli

Esta película sigue la vida de uno de los bailarines de ballet más famosos de Cuba, Carlos Acosta y su viaje desde un comienzo extremadamente humilde en un barrio pobre de La Habana hasta hacer historia en la danza. Es una película moderna y bellamente hecha que entrelaza el presente y el pasado de una manera que solo una historia sobre Cuba podría hacerlo.

Hoy en día se puede asistir a funciones del Acosta Danza en La Habana después de que este afamado bailarín haya triunfado en el mundo entero.

Papá: Hemingway en Cuba

Esta película ofrece un vistazo a la vida y las aventuras de Ernest Hemingway en La Habana y el trágico final de su romance con esta ciudad trastornada por la Revolución Cubana.

Es una visita obligada si planeas visitar su casa, Finca Vigía o cualquiera de los otros sitios en el llamado camino de Hemingway en Cuba.

La Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños.

La influyente Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños en Cuba (Escuela Internacional de Cine y TV, EICTV) celebrará próximamente su 35 aniversario ya que fue fundada el 15 de diciembre de 1986. Junto con la Universidad del Cine en Buenos Aires, Argentina y el Centro de Capacitación Cinematográfica en la Ciudad de México, el cine cubano se ha convertido en un elemento básico del resurgimiento internacional del cine latinoamericano, habiendo formado a muchos cineastas de renombre.

EICTV se creó como la rama educativa de la Fundación Nuevo Cine Latinoamericano con la misión de formar realizadores. La escuela fue inaugurada por el fallecido escritor y premio Nobel Gabriel García Márquez, los cineastas Fernando Birri y Julio García Espinosa. A la ceremonia inaugural asistió Fidel Castro.

Desde su fundación hace 34 años, cientos de estudiantes de más de 50 países se han graduado de la escuela. Algunos alumnos notables incluyen a Mariana Rondón (Bad Hair) de Venezuela, Alejandro Brugues (Juan de los muertos) de Argentina, Laura Amelia Guzmán (Sand Dollars) de República Dominicana, Diego Vega (Octubre) de Perú, Eryk Rocha (Cinema Novo) de Brasil y Juan Carlos Cremata (Viva Cuba) de Cuba.

En 1993, la escuela recibió el premio Roberto Rossellini. La EICTV es visitada regularmente por muchos profesionales del cine de renombre; Los visitantes ilustres que han estado en la Escuela Internacional de Cine incluyen a Francis Ford Coppola, Walter Salles, Martin Scorsese, Robert Redford y George Lucas.

Los 10 mejores directores de cine de Cuba

Alfredo Guevara

Fundador del ICAIC y partidario del Tercer Cine (o la Nueva Ola Latinoamericana) Alfredo Guevara fue un viejo amigo y partidario de Fidel Castro y fue una figura increíblemente importante en la revolución cultural de Cuba. A mediados de la década del 50 trabajó en el documental El Mégano (1955), que se ve como una pieza importante no solo por la época en que se realizó, sino también por el hecho de que antes de su creación no existían piezas documentales de época moderna que comentaran vida en Cuba. Centrándose en la organización más que en la dirección de la película después de que Castro asumió el poder, muchos lo ven como una gran figura intelectual y revolucionaria del cine cubano.

Tomás Gutiérrez Alea

Tomás Gutiérrez Alea, uno de los directores más respetados de Cuba, fue político desde muy joven, apoyando los ideales de Fidel Castro. En los años que siguieron al cambio político, el tema de sus películas fue a menudo un punto de vista satírico sobre el estado de la Cuba posrevolucionaria y cómo era la vida dentro del país. Es más conocido por trabajos políticos como Historias de la revolución (1960) y La muerte de un burócrata(1966). Sus películas tienden a tratar problemas de identidad cultural, que es un tema común dentro del Tercer Cine.

Juan Carlos Tabío

Con una prolífica carrera en la industria cinematográfica que abarca tres décadas e incluye trabajos en documentales y comedias, Juan Carlos Tabío es mejor conocido por su codirección de Fresa y chocolate (1994). Una película de importancia cultural, trataba temas vinculados a la homosexualidad en una época en la que era ilegal ser gay o lesbiana en Cuba. Lista de Espera (2000), por la que fue nominado a los premios Goya, se ha visto que analiza los ideales comunistas implementados y cómo estos posiblemente no tuvieron éxito. Recientemente, en 2008, su película El cuerno de la abundancia dio una mirada cómica a los problemas sociopolíticos.

Fernando Pérez Valdés

Nombre célebre en la industria cinematográfica cubana, Fernando Pérez inició su labor en el ICAIC en 1962. Después de sus primeros documentales, Pérez dio un giro hacia obras más expresivas, comenzando con su primera obra de ficción, Clandestinos (1987). Desde entonces, sus películas aún han conservado un estilo informativo, unificando con éxito su talento en el cine documental y los atributos de ficción narrativa más accesibles de sus trabajos posteriores. Suite Habana (2003) fue una mirada contemplativa de la vida contemporánea en La Habana y fue celebrada tanto por la crítica como por el público. Hoy continúa sirviendo como un director exitoso y figura pública popular.

José Massip

José Massip tiene una carrera que abarca más de 50 años e incluye la participación en algunas de las hazañas cinematográficas más importantes de la historia de Cuba. Como muchos de los fundadores del Nuevo Cine Cubano, comenzó a trabajar con el ICAIC. Trabajando inicialmente junto a García Espinosa, Massip comenzó a hacer documentales en la década de 1960 y en 1962 realizó la muy celebrada Historia de un Ballet (1962). Considerada como un ejemplo arquetípico del cine cubano posrevolucionario, esta película ganó varios premios, incluido el Gran Premio Golden Dove. Desde entonces Massip ha recibido la Distinción Cultural Nacional y el premio Caracol de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba por sus extensas contribuciones al cine cubano.

Humberto Solás

Más conocido por sus películas dedicadas a la vida de las mujeres cubanas, Humberto Solás comenzó su carrera en el cine con su educación en Roma, donde estudió un curso de cine. Su comentario sobre los aportes de la mujer cubana a lo largo de la historia, Lucía (1968), le valió el reconocimiento internacional y lo convirtió en un director célebre. Ganador de varios premios, incluido el Premio Nacional de Cine de Cuba en 2005, Solás fue un miembro respetado de la industria cinematográfica cubana y contribuyó a los cineastas emergentes al fundar el Festival de Cine Pobre de Gibara.

Pastor Vega

Pastor Vega fue el primer director del Festival Internacional de Cine de La Habana, que es hoy el evento principal del calendario cinematográfico cubano. Actuando como miembro destacado del ICAIC, Vega fue conocido por sus documentales ejemplares y su película Retrato de Teresa (1979), que analiza los hechos que tienen lugar durante la ruptura de un matrimonio. Considerada por muchos como una de las películas más controvertidas del ICAIC, esta película provocó un gran revuelo entre el público tras su estreno. Retrato de Teresa le valió premios como Mejor Película del Año en el Festival de Cine de Londres de 1980 y se considera que ayudó al cine cubano en la formación de su voz independiente.

Juan Carlos Cremata Malberti

El cineasta contemporáneo Juan Carlos Cremata Malberti se ocupa a menudo de la identidad cultural y la emigración, como se ve en su película infantil Viva Cuba (2005). Esta película describe las luchas de los niños cuyas familias y amigos se ven afectados por la emigración, destacando la importancia de la amistad en torno a los problemas desatendidos de los niños y las formas en que se ignoran sus necesidades y preocupaciones. También es bueno destacar su película Nada de 2001: siguiendo a una protagonista femenina que tiene la oportunidad de emigrar a Estados Unidos, la película ve sus luchas para decidir si mejorar su propia vida o poner a los demás antes que ella y quedarse en La Habana .

Sergio Giral

El director independiente cubanoamericano Sergio Giral creció en Nueva York, pero era originario de La Habana. Rodeado de tipos creativos durante su participación en la escena beatnik underground a finales de los años cincuenta y sesenta, este entorno alentó su trabajo como pintor. Sin embargo, a través de un encuentro casual encontró trabajo en el ICAIC lo que lo llevó a trabajar en varios documentales y cortometrajes. Sus obras más famosas son El otro Francisco (1975), Rancheador (1975) y Maluala (1979), que abordan el tema de la esclavitud en Cuba y el Caribe en el siglo XIX.

Alejandro Brugés

Alejandro Brugés, cineasta independiente, dirigió la película de Art House Pertenencias personales (2008), pero es predominantemente conocido por Juan de los muertos (2012), que es el primer intento real de Cuba en el género cinematográfico de zombis. Echando una mirada cómica a la sociedad, Brugés ha dicho sobre la película ‘Se trata de los cubanos y de cómo reaccionamos ante una crisis porque hemos tenido muchos de ellos aquí en los últimos 50 años’. Con la visión de poner a Cuba al día con la industria cinematográfica moderna, Brugés demuestra de lo que es capaz la industria cinematográfica independiente cubana.

LAS DIEZ PELÍCULAS CUBANAS MÁS SIGNIFICATIVAS

1959-2008
(Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica)

LARGOMETRAJES

  1. Memorias del subdesarrollo (Tomás Gutiérrez Alea) 1968
  2. Lucía (Humberto Solás) 1968
  3. Fresa y chocolate (TG Alea y Juan Carlos Tabío) 1993
  4. Madagascar (Fernando Pérez) 1994
  5. Papeles secundarios (Orlando Rojas) 1989
  6. La muerte de un burócrata (TG Alea) 1966
  7. La primera carga al machete (Manuel Octavio Gómez) 1969
  8. Retrato de Teresa (Pastor Vega) 1979
  9. La bella del Alhambra (Enrique Pineda Barnet) 1989
  10. La última cena (Tomás Gutiérrez Alea) 1976

DOCUMENTALES

  1. ¡Ahora! (Santiago Alvarez) 1965
  2. Por primera vez (Octavio Cortázar) 1967
  3. Suite Habana (Fernando Pérez) 2003
  4. Coffea arabiga (Nicolás Guillén Landrián) 1968
  5. LBJ (Santiago Álvarez) 1968
  6. Vaqueros del Cauto (Oscar Valdés) 1965
  7. Ociel del Toa (N. Guillén Landrián) 1963
  8. Ciclón (Santiago Álvarez) 1963
  9. Nosotros, la música (Rogelio París) 1964
  10. Hanoi, martes 13 (Santiago Álvarez) 1967

Diez encantadoras galerías de arte en la Habana

Diez encantadoras galerías de arte en la Habana

El arte está por todas partes en La Habana. Puede ver obras interesantes en muchos entornos diferentes. Los murales callejeros se pueden encontrar en toda la ciudad, utilizando una variedad de estilos y temas. Muchos bares y cafés exhiben obras de arte en sus paredes. Además, también puede encontrar obras artísticas en las casas de las personas, especialmente si se hospeda en una Casa Particular.

En el artículo sobre cinco museos imperdibles de La Habana , incluí el Museo Nacional de Bellas Artes . Cuando se trata de ver arte en una galería, este es uno de los mejores lugares para comenzar , especialmente el edificio del Palacio de Bellas Artes, que contiene, con mucho, la colección más extensa de arte cubano que se remonta a los últimos 500 años .

Además de ofrecer una amplia retrospectiva histórica del arte cubano, el edificio del Palacio de Bellas Artes también tiene muchas obras de arte cubanas célebres. Por ejemplo, «La Gitana Tropical» de Víctor Manuel , un cuadro al que algunos críticos de arte se han referido como la «Mona Lisa caribeña» . Esto se debe al gran talento artístico que se invirtió en la creación de este fascinante retrato, aunque casualmente también ha sufrido el mismo destino que la Mona Lisa, ya que la imagen se ha copiado de manera ubicua en todo, desde toallas de playa hasta cortinas de ducha.

Más allá del Museo Nacional de Bellas Artes hay muchas grandes galerías donde puedes pasar mucho tiempo siendo conmovido por casi todo tipo de obras de arte imaginables. A continuación se presentan otras nueve opciones que también merecen una visita durante su estadía en La Habana. Tenga en cuenta que, en varias ocasiones, las galerías de arte son inaccesibles, a veces debido a que se han renovado, rediseñado o utilizado para otras funciones. Por lo tanto, siempre es recomendable verificar antes de ir si la galería está abierta.

Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam (Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam), La Habana Vieja.

Este centro de arte lleva el nombre de Wifredo Lam , uno de los artistas cubanos del siglo XX más reconocidos internacionalmente. Fue inaugurado en 1983, un año después de su muerte. El edificio, que data del siglo XVIII, se utiliza para una variedad de propósitos, con la misión de investigar y promover las artes visuales contemporáneas de países en desarrollo de Asia, África, América Latina y el Caribe. Hay múltiples exposiciones permanentes y temporales, así como otras comodidades a mano, que incluyen una cafetería ambiental y una librería bien surtida.

Fototeca de Cuba, La Habana Vieja

Si la fotografía es lo tuyo, este es el lugar para ir. Fue inaugurado en 1986 con la intención específica de preservar, investigar y promover el rico patrimonio fotográfico de Cuba . Aquí se llevan a cabo numerosos eventos, como conferencias, clases y concursos. El espacio de exhibición no es enorme, por lo que es probable que una visita aquí sea breve pero agradable. Dicho esto, en dos plantas, hay obras importantes de fotógrafos de primer nivel que cubren casi cualquier tema imaginable.

Factoría Habana, La Habana Vieja

Inaugurado en 2009 con la intención de ser un centro multidisciplinar de «experimentación» contemporánea . Tiende a centrarse más en las artes plásticas , con exposiciones temporales que cambian aproximadamente tres veces al año. Desde su apertura, las exposiciones han incluido una mezcla de piezas creadas localmente y obras de artistas europeos, incluido Karl Lagefeld de Chanel en 2016.

Recomendación: Te invitamos a conocer un particular taller de vitrales en La Habana

Gallería Villa Manuela, Vedado

La Gallería Villa Manuela existe desde 2004 y es la principal vitrina de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba . Las exhibiciones cambian aproximadamente cada mes, y el edificio se ha convertido en un punto de encuentro para algunos de los artistas contemporáneos de Cuba . El edificio ha sido renovado recientemente y tiene una librería bien surtida. Tenga en cuenta que la galería no está abierta los fines de semana.

Centro para el Desarrollo de las Artes Visuales (Centro de Desarrollo de las Artes Visuales), La Habana Vieja.

Ubicado en tres pisos de una mansión del siglo XVIII, como su nombre indica, el centro se centra en las artes visuales. Fue fundada en 1989 por el Consejo Nacional de Artes Plásticas . Como centro de investigación, posee archivos invaluables, tanto físicos como digitales, de arte visual contemporáneo. Las exposiciones suelen ser una mezcla de artistas consagrados y artistas emergentes . El centro también tiene exposiciones varias veces al año que muestran a los ganadores de varios concursos de arte.

Galería de Arte Servando, Vedado

Creada en 2003, la Galería de Arte Servando se dedica a exhibir obras de artistas emergentes. Para permitir que muchos artistas tengan la oportunidad de exponer, la mayoría de las obras solo se exhiben hasta tres semanas antes de cambiarse. Entonces, podría valer la pena un par de visitas durante su estancia. Por cierto, se encuentra cerca de dos lugares que llevan el nombre del cine británico Charlie Chaplin y el parque John Lennon -.

La Marca, Habana Vieja

¿A cuántas galerías de arte puedes ir que también incluyan un estudio de tatuajes ? No muchos, ¡pero La Marca es uno de ellos! Literalmente significa «La Marca» , y puede dejar una marca en tu memoria, o una marca en tu piel si lo deseas. La galería del estudio tiene varias obras de arte en exhibición, y también existe la posibilidad de comprar varias obras de arte. La Marca también utiliza su espacio para albergar una variedad de eventos artísticos y culturales.

El Ojo del Ciclón (El Ojo de Ciclón), La Habana Vieja

Esta es una experiencia idiosincrásica, con exhibiciones extrañas, surrealistas e ingeniosas hechas a partir del uso creativo de objetos de segunda mano. Es obra de Leo D’Lázaro , pintor, diseñador y fotógrafo. Las obras suelen ser lúdicas, y como algunas de las obras también son interactivas, es una de las mejores opciones de esta lista si estás en La Habana con niños . Los horarios de apertura tienden a ser tan excéntricos como la obra de arte, así que con todas las galerías verifique dos veces antes de su visita.

Tenga en cuenta que esta es una de las muchas galerías de estudio que han lanzado artistas cubanos para exhibir su propio trabajo. Otros notables que merecen una visita incluyen Estudio Taller Santacana, Jorge Gil Estudio Galeria y Yuniel Delgado Studio .

Fábrica de Arte Cubano (Fábrica de Arte Cubano, FAC), Vedado

¿Se acabó el tiempo del día para ir a las galerías mencionadas anteriormente? Todavía hay tiempo para experimentar el arte: la Fábrica de Arte Cubano abre por la noche, con todo, desde exhibiciones de arte conceptual hasta espectáculos de música de vanguardia . Fue iniciado por el músico cubano de fusión, X Alfonso , y desde entonces se ha convertido en un centro para artistas de muchos campos creativos. Después de ver lo que se ofrece, puedes ir al bar y bailar hasta altas horas de la madrugada.

Los mejores lugares para disfrutar de buen arte en La Habana.

Los mejores lugares para disfrutar de buen arte en La Habana.

Siempre que me piden que haga una guía sobre las mejores formas de disfrutar de la escena cultural de La Habana, mi primer pensamiento es: “No puedo elegir una sola cosa en concreto, ¡sal y explora!”. Mi consejo inicial se reduce al hecho de que La Habana es ideal para los viajeros que buscan lugares menos conocidos y fuera de lo común. En la capital de Cuba, no hay galerías de élite. En Cuba el arte está a la vista, especialmente en casas convertidas en galerías en cualquier barrio.

Pero, si estás buscando que te de alguna pista, una pequeña vista previa, un vistazo rápido a esta ciudad de 500 años y sus expresiones culturales, sigue leyendo para conocer los lugares imprescindibles y nuestra lista de los lugares culturales más interesantes de La Habana.

Los mejores conciertos en el malecon de la habana

Los conciertos al aire libre son comunes en Cuba, ¡a los que puedes ir gratis!

Ummm el Malecón de La Habana

El malecón habanero es el autoproclamado sofá de La Habana, un lugar para relajarse y charlar o bailar al ritmo de la música en vivo. Pero este también es un destino popular para los artistas callejeros y alberga la mayor exposición de arte de Cuba durante las Bienales de Arte de La Habana. Hay una escultura inspiradora en cada esquina y la arquitectura de los edificios derruidos se mezcla con las casas recientemente restauradas, convirtiendo el Malecón de La Habana en un paisaje verdaderamente inspirador.

las mejores exposiciones de arte en el prado de la habana

Paseo del Prado (¡especialmente los domingos!)

La casa francesa de alta costura Channel, eligió el Paseo del Prado para el desfile de su colección de 2006. ¿Por qué? Los frondosos árboles contrastan maravillosamente con el ritmo frenético de los alrededores: El Prado es un excelente punto de partida para realizar recorridos a pie hacia el malecón. Los domingos son especialmente animados ya que muchos de los artistas de la zona organizan talleres para que los niños aprendan a dibujar, dominar las acuarelas y las técnicas básicas de escultura. La mayoría de los días, hay un divertido mercado donde turistas y residentes se reúnen para degustar el arte local.

Las mejores galerías de arte de La Habana, Cuba

La Rampa del Vedado habanero

La arteria principal del Vedado (avenida 23) es el centro de La Habana moderna. ¡Está salpicado de clubes nocturnos, cafeterías, restaurantes privados y gente! ¡Mucha gente! Ven a esta calle para comprar obras de arte y souvenirs; también podrás contemplar el mural de 690m2 de Amelia Peláez en el Hotel Habana Libre (Habana Hilton antes de 1959). También podrás asistir a conciertos de jazz en vivo en La Zorra y el Cuervo.

Galeria el ojo del ciclon en la habana

Galerías de Arte Habaneras: también entra en lo menos conocido

Galería Taller Gorría (y todo el distrito de San Isidro )

Un favorito entre los hipsters y los amantes del graffiti, el barrio de San Isidro está evolucionando hacia una importante mezcla colorida y sugerente de arte callejero, murales y exhibiciones improvisadas. Si hay un lugar en La Habana Vieja que mejor describe las vibraciones contemporáneas de la cultura de la ciudad, es San Isidro. Ve cualquier día de la semana, explora a tu gusto, circunnavegua las calles a tu propio ritmo y asegúrate de terminar en la Galería Taller Gorría (San Isidro No 214, entre Picota y Compostela). Esta es la sede de todo el proyecto. Camina desde la Avenida del Puerto por las calles San Isidro o Jesús María hacia el corazón de la ciudad. Los murales callejeros y los grafitis artísticos adornan los exteriores de las casas en combinaciones de colores.

Galería El Ojo del Ciclón

Situada en una esquina concurrida (O’Reilly 501, esquina Villegas), esta casa convertida en galería muestra objetos extravagantes en forma de obras de arte. Verás paredes llenas de herramientas mecánicas, estatuas sin terminar y pinturas desmoronadas que cuelgan en una excelente presentación.

Está también el estudio Taller Santacana de camino a la famosa Fusterlandia (donde Cuba rinde homenaje a Gaudí), es aconsejable hacer una parada en el estudio y galería abierta de la artista Beatriz Sala Santacana. Las esculturas de cerámica presentan una colorida perspectiva, en la que los conflictos humanos se recrean con un enfoque bastante esperanzador. Los visitantes también aman sus pinturas y dibujos.

Baila salsa cubana en La Habana

La música en Cuba: baila a tu manera por La Habana.

La salsa cubana, o la timba…

Para los más entusiastas, no hay escasez de lugares para relajarse y bailar durante el día o la noche en La Habana. Las Casas de la Música, tanto en Centro Habana como en Miramar, tienen una selección de bandas de alto nivel, que van desde la timba hasta la salsa con una dosis extra de los ritmos más calientes en tendencia.

Pop / Alternativo / Electrónico

La Habana alberga espacio para los ritmos internacionales que atraen a un público más “moderno”. Para echar un vistazo a la música de fusión más moderna de la ciudad, dirígete a Fábrica de Arte Cubano en el Vedado, Enguayabera en Alamar o el Centro Cultural Bertolt Brecht también en el Vedado.

Rock

Hay un circuito menos conocido en La Habana para los amantes de la música metal, si eres amante de esta música puedes ir al Club Submarino Amarillo, a pocos metros del Parque John Lennon en el centro de Vedado. Las bandas locales actúan aquí los fines de semana, es el ambiente ideal para los amantes de los Beatles, esto lo convierte en un buen lugar para visitar.

Wiston Marsalis en La Habana en el festival jazz plaza

Música Clásica

Conocida por sus animadas noches, La Habana también cuenta con una fantástica selección de lugares para disfrutar de la música clásica en sus expresiones mas curadas. La Habana es una ciudad dotada de escuelas de música y academias de altos estándares respetados en el mundo. La Habana siempre está llena de festivales y presentaciones que mezclan un poco de raíces cubanas con repertorios clásicos. Si sientes la necesidad de un descanso de la salsa, visita las salas de conciertos de la Basílica de Francisco de Asís, el Oratorio San Felipe Neri o la Iglesia de Paula, todos en La Habana Vieja.

Festival Intenacional de Ballet de La Habana

Los mejores eventos artísticos en Cuba

Jazz Plaza

El festival Jazz Plaza de La Habana generalmente se celebra en la segunda quincena de enero, el Festival Internacional de Jazz ‘Jazz Plaza’, atrae a grandes nombres de los circuitos de jazz de Estados Unidos, Europa, Asia y África. A lo largo de los años, el festival ha recibido a Dizzy Gillespie, Wynton Marsalis, Dave Weckl, Joss Stone, orquestas de academias de música y muchos más.

Los conciertos principales tienen lugar en el Teatro Mella, el Teatro Nacional y la sala menor del Museo Nacional de Bellas Artes.

Festival Internacional de Ballet de La Habana

El festival de Ballet de La Habana es uno de mis favoritos y sin duda uno de los eventos más solicitados de La Habana, el Festival Internacional de Ballet se realiza cada dos años a fines de octubre y los primeros días de noviembre. Los talentosos y reconocidos bailarines de Cuba exhiben sus mejores repertorios, dando la bienvenida a invitados de todo el mundo.

A lo largo de los años, el festival ha incluido invitados del Ballet de la Ópera de París, el Teatro alla Scala de Milán, el American Ballet Theatre, el New York City Ballet, el Bolshoi de Moscú, el Ballet Estable del Teatro Colón de Argentina, el Ballet Real Danés, el Ballet de la Ópera de Berlín, el Ballet Nacional Húngaro, el Ballet Clásico de Guangzhou, China, y la Compañía Nacional de Danza de México, entre otros

Las presentaciones más importantes tienen lugar en el impresionante Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, inaugurado como Teatro Tacón en 1838.

Sugerencia: Incluso si no puede asistir al evento, no pierda la oportunidad de participar en una visita guiada al teatro. Es un fantástico paseo de 45 minutos dentro del edificio y está disponible todos los días en las mismas instalaciones del teatro.

Bienal de La Habana

Bienal de La Habana

La Bienal es el evento más impactante en el calendario artístico de La Habana, la Bienal de Arte literalmente se apodera de toda la ciudad con presentaciones, talleres, performances y exposiciones en prácticamente todas las galerías disponibles en la ciudad. Una de las exposiciones más populares ocurre a lo largo del malecón de La Habana, el maravilloso paseo marítimo de 8 km en la ciudad.

Museos de La Habana: ¡que abarcan 500 años de historia!

Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana: porque es la colección mas grande de arte cubano, desde la época colonial hasta la década de 1990. Vale la pena un recorrido de medio día.

Museo de La Ciudad (ubicado dentro del Palacio de los Capitanes Generales): porque atesora la bandera original que ondeó en 1850 y luego se convirtió en el emblema nacional de Cuba.

Galerias de arte en La Habana Cuba

Nuestro favorito personal: la Fábrica de Arte Cubano de talla única

La fábrica de arte de cubano (FAC) comprende varias secciones, cada una con un estilo, género, exposición o función distintiva. Hay un área para conciertos en vivo, uno para obras de teatro y talleres de danza, otro para sesiones de DJ y algunos otros para puestos de comida así como reuniones al aire libre. Las exposiciones se renuevan cada tres meses, por lo que no hay posibilidad de que veas la misma curación si visitas La Habana la próxima temporada.

¿Por qué es nuestro favorito? Porque es como entrar en el país de los sueños de un hipster, con arte palpitando literalmente en todas partes, bebidas y comida estilo tapas, ¡y es asequible! La entrada cuesta solo 2 CUC.

Articulo recomendado: Las 5 cosas que tienes que hacer en La Habana

Los 10 de la música cubana que no debes perderte

La musica cubana

Cuba siempre ha sido una isla con una rica producción musical. La música cubana juega un papel importante en la cultura de la isla y el país ha producido innumerables músicos talentosos. Una lista de músicos cubanos que vale la pena escuchar podría extenderse por kilómetros y kilómetros, pero hoy la he limitado a diez para proporcionarte un punto de partida que (en mi opinión) da un sabor de música cubana diferente.

Los clásicos de la música cubana

María Teresa Vera (1895-1965)

María Teresa Vera fue guitarrista, cantante, compositora y figura clave en un género cubano conocido como La trova. Se centró en poner letras poéticas y sensibles a la melodía de la guitarra. Estos fueron interpretadas en vivo por muchos músicos, lo que ayudó a difundir la popularidad de estas canciones en toda la isla y mas allá. María Teresa actuó en varios dúos y grupos a lo largo de su carrera. Grabó más de doscientas canciones, aunque tenía varios miles de canciones en su repertorio.

En su canción Veinte Años, María canta tristemente como le gustaría que su pareja la quisiera, como hace veinte años, pero teme que sea demasiado tarde. A pesar de haber sido escrita hace casi un siglo con Guillermina Aramburu (María escribió la música y Guillermina escribió la letra). Todavía es una canción que se puede escuchar con frecuencia hoy en los bares cubanos. A menudo es interpretada por músicos contemporáneos agregando su propio toque a la canción.

Veinte Años, una canción sublime

Bola de Nieve (1911-1971)

Bola de Nieve era el nombre artístico de Ignacio Jacinto Villa Fernández. Además de ser un célebre pianista y compositor, tenía una voz tierna y podía cantar en varios idiomas, incluidos catalán, inglés, francés, italiano, portugués y por supuesto, su español nativo. Su estilo incluía combinar técnicas clásicas de piano con estilos cubanos como el bolero, la habanera y el son cubano.

Como ocurre con muchas de las grabaciones de Bola de Nieve, es solo él con un piano y su voz. Está escrita como un bolero que pasa por varios ritmos diferentes, alternando entre lo profundo y lo lúdico quizás para igualar sus sentimientos hacia la persona a quien le está cantando la canción de amor. Si bien Bola de Nieve fue un maestro en tomar canciones e interpretarlas para darles su propio toque, esta es una de sus canciones originales.

Si me pudieras querer, una joya de la música cubana

Benny Moré (1919-1963)

Benny Moré fue un cantante y compositor de múltiples géneros, entre ellos boleros, son cubano, guarachas, cha cha cha, mambo y son montuno. También fue un gran improvisador en el escenario y logró un gran éxito tanto en Cuba como en el extranjero. Hoy en día se pueden encontrar edificios y clubes que llevan su nombre. También estatuas realizadas en su honor. En 2006 se estrenó una aclamada película biográfica llamada El Benny, basada en su vida en la década de 1950.

Esta canción tiene una melodía increíblemente pegadiza. La melodía concuerda bien con el tema de la canción: sospecha de infidelidad. Es cantada desde la perspectiva de alguien que interroga a un hombre llamado José Inés que sigue desapareciendo y poniendo excusas siempre. 

Como fue, de el bárbaro del ritmo

Compay Segundo (1907-2003) 

Compay Segundo fue un guitarrista, cantante y compositor que vivió hasta los 95 años. Participó del panorama musical cubano desde la década de 1920 hasta finales de la de 1990 y principios de la de 2000 cuando estaba de gira con el Buena Vista Social Club. Fue el inventor de una guitarra de 7 cuerdas llamada ‘armónico’. La diseñó cómo un cruce de una guitarra acústica estándar y una guitarra ‘tres’ cubana. La casa donde vivió en sus últimos años en La Habana es ahora un museo dedicado a su vida y obra. 

Chan Chan es la canción más conocida de Compay Segundo y la escribió cuando tenía 70 años. Cobró otra vida cuando lo regrabó como parte del proyecto Buena Vista Social Club, algo que lo llevó a recorrer el mundo e incluso a interpretar Chan Chan en la Ciudad del Vaticano para el Papa.

Chan Chan, una canción que ha dado la vuelta al mundo.

Omara Portuondo (1930-)

Omara Portuondo es una de las cantantes y bailarinas más conocidas de Cuba. Su larga carrera incluye ser fundadora del Cuarteto d’Aida, antes de tener una exitosa carrera en solitario, aparecer en películas y tener su propia serie de televisión. En la década de 1990 se unió al Buena Vista Social Club y ahora es la única vocalista sobreviviente que queda del proyecto. Omara ganó en 2009 un premio Grammy Latino al Mejor Álbum Tropical Contemporáneo y en 2019 ganó un premio Grammy Latino a la Trayectoria. Todavía canta regularmente en pequeños clubes de La Habana.

Este reciente sencillo de Omara Portuondo se muestra como la joven de 89 años cantando, bailando y produciendo una música evocadora que suena más fresca que nunca. El video tiene excelentes tomas de diferentes partes de La Habana.

Sábanas Blancas, esta canción es un himno para La Habana

La música cubana que nació con la revolución

Silvio Rodríguez (1946-)

A veces se compara a Silvio Rodríguez con el Bob Dylan del mundo hispanohablante. Esto es por la combinación de letras poéticas, a veces crípticas y melodías acústicas progresivas. Debido a su popularidad, a menudo realiza giras en el extranjero, pero durante los últimos años ha estado realizando «gira por los barrios» en barrios aleatorios de La Habana de forma gratuita. Si tienes la suerte de estar en la ciudad, vale la pena verlo.

Esta canción tiene una melodía que de alguna manera es tierna e inquietante al mismo tiempo. Al igual que muchas de sus letras, son poéticas, directas pero indirectas, conmovedoras pero desconcertantes. Los versos lo exploran buscando (buscando) varias cosas mientras también intenta comprender varias figuras famosas de la historia, el pasado y el presente. En el coro grita sobre un corazón oscuro, herido, escondido y amurallado.

Quien Fuera, la canción de un poeta.

Pablo Milanés (1943-)

Junto a Silvio Rodríguez, Pablo Milanés fue una figura importante en el movimiento cubano de la ‘nueva trova’ que surgió a finales de los sesenta y setenta. Milanés está bendecido con una voz de uno en un millón que aparentemente podría cantar cualquier cosa y hacer que suene poderoso. Como Silvio Rodríguez, ha tenido mucho éxito en el mundo de habla hispana y los dos se ofrecen comparados entre sí, aunque su sonido es bastante distinto. Las hijas de Pablo, Haydee, Lynn y Suylén, también son músicos respetadas y a veces, actúan en directo con su padre.

Una simple canción de amor que da en el clavo, si alguien en Cuba puede tocar la guitarra, lo más probable es que esta sea una de las canciones de su repertorio.

Yolanda, una canción cubana con nombre de mujer que ha recorrido el mundo

La música cubana mas atrevida

X-Alfonso (1974-)

X-Alfonso ha sido una figura clave en la fusión del hip-hop cubano, afro-rock, rumba, funk y jazz. Ha ganado numerosos premios por sus bandas sonoras de películas y álbumes. Sigue intentando romper las fronteras musicales con cada disco y combinar géneros dispares. También fue la fuerza impulsora entre convertir una fábrica de aceite de oliva en desuso en lo que hoy es uno de los principales lugares de arte, música y teatro de La Habana, conocido como Fábrica del Arte (a menudo abreviado como FAC).

X-Alfonso ganó el premio Goya de España a la mejor música original por la banda sonora de la película Habana Blues, para la que se compuso esta canción.

Habana Blues, una canción y una película que no debes perderte.

Athanai (1972-)

Nacido y criado en La Habana, Athanai es un compositor, cantante, productor y rapero que ha combinado una variedad de géneros musicales que incluyen rock, pop, rap, heavy metal, grunge, funk y elementos cubanos como el guaguancó y la timba. Saltó a la fama en la década de 1990 y desde entonces ha grabado cuatro álbumes en solitario. En 2018 lanzó su último álbum de estudio, ‘Regresar’, que ganó varios premios. Es conocido por sus enérgicas presentaciones en vivo con una banda completa, pero también aparece regularmente tocando versiones acústicas de sus canciones.

Todo, una letra atrevida dentro de la música cubana. (con el Kelvis Ochoa)

Cimafunk (1989-)

Un estudiante de medicina cuyo talento musical anuló sus ambiciones médicas, Cimafunk, el nombre artístico de Erik Iglesias Rodríguez, se convirtió en una sensación de la noche a la mañana en 2018 con su sencillo Me Voy. Es mucho más que una maravilla de un solo éxito, con un catálogo cada vez mayor de canciones que combinan la danza afrocubana con el funk y el soul, además de ‘soneos’, improvisaciones vocales.

Si bien Me Voy fue la canción que ha impulsado su éxito, las pistas menos conocidas muestran todo el alcance de su talento musical. En esta reciente grabación de NPR, tomada durante una gira por Estados Unidos, la segunda pista Cocinarte muestra cómo mezcla hábilmente ritmos cubanos con líneas de bajo y ritmos funk.

Cocinarte, no podrás dejar de bailar con esta canción

Puedes disfrutar de la mejor música cubana en cualquiera de los 9 bares de ensueño en las azoteas habaneras